Contacto

portada-antioxidantes.jpg

Antioxidantes, aliados de la juventud


Los antioxidantes son las sustancias que neutralizan los radicales libres, y son fundamentales para mantener la salud del organismo.

Los radicales libres son elementos químicos muy inestables debido a que han perdido un electrón. Para estabilizarse, le quitan el electrón que les falta a otras moléculas que se encuentran a su alrededor, con lo cual, se desestabilizan estas últimas y se transforman en radicales libres y así sucesivamente, provocando una reacción en cadena que ocasiona a lo largo de la vida efectos negativos para la salud.

Los radicales libres pueden tener un origen endógeno, como resultado de la actividad normal de la células del organismo, o un origen exógeno, cuando el aumento de la producción de radicales libres se debe a factores como determinados componentes de la contaminación ambiental, de los alimentos (plaguicidas, pesticidas, colorantes...), el tabaco, el alcohol, las radiaciones ultravioleta (exposiciones solares prolongadas) o medicamentos.

¿Qué son los antioxidantes?

Su procedencia es diversa: El organismo dispone de sus propios sistemas de defensa antioxidante como son determinadas enzimas, proteínas u otras moléculas como el glutatión, etc.; pero también se pueden encontrar antioxidantes en los compuestos fenólicos de muchas frutas y verduras, en algunas plantas medicinales o en nutrientes como las vitaminas C y E o el betacaroteno, entre otros.

¿Cuáles son los efectos de los radicales libres en el organismo?

Cuando el organismo no tiene suficientes antioxidantes para neutralizar los radicales libres existentes, se produce un exceso de estos últimos que lesionan estructuras como las membranas de las células u otras moléculas como proteínas, vitaminas, hidratos de carbono, ácidos grasos insaturados, etc.

El exceso de radicales libres es el punto de partida de numerosas enfermedades crónicas degenerativas como determinados tipos de cáncer, demencias, enfermedades cardiovasculares, cataratas, diabetes, etc.

Antioxidantes y salud

Los antioxidantes son fundamentales para la salud del organismo. Es aconsejable una dieta equilibrada en verduras y frutas frescas para demorar el envejecimiento, mejorar la salud y reforzar las defensas del organismo al contrarrestar los efectos negativos de los radicales libres.

Una buena fuente de obtención de sustancias antioxidantes son los alimentos que las contienen de forma natural. Afortunadamente existen muchos alimentos con efecto antioxidante disponibles en nuestra dieta diaria. A continuación, te ofrecemos algunas de las sustancias con acción antioxidante y los alimentos que las contienen:

  • Betacaroteno: Es un carotenoide (pigmento de origen vegetal que en el organismo se transforma en vitamina A) que, además de su importante acción antioxidante, protege frente a enfermedades cardiovasculares, cataratas y resulta eficaz para el correcto mantenimiento del sistema inmune. Se encuentra especialmente en alimentos de origen vegetal, en frutas y verduras, siendo  responsable de los colores amarillo, naranja y rojo, sobre todo en la zanahoria, tomate, calabaza, espinacas, perejil, melón, melocotón, albaricoque, pimientos...
  • Licopeno: Pigmento natural de la familia de los carotenos, está considerado como uno de los antioxidantes más potentes. Da coloración roja a los vegetales, entre los que destaca el tomate con una mayor concentración de esta sustancia. También se encuentra en otros alimentos como la sandía, el pomelo rosa, la papaya, la uva y el pimiento.
  • Vitamina C: Además de su acción antioxidante, fortalece la resistencia del organismo frente a  infecciones, interviene en la síntesis de colágeno de la piel y en la producción de hormonas y facilita la absorción del hierro. Esta vitamina abunda en cítricos como las naranjas, limones, pomelo y otros vegetales como la soja fresca, tomates...
  • Vitamina E:Su función más importante es la acción antioxidante y es uno de los más importantes antioxidantes liposolubles. Además, mantiene la integridad de la membrana celular y contribuye al normal funcionamiento del sistema inmunitario. Se encuentra principalmente en aceites vegetales (de oliva, semillas, soja, maíz..), frutos secos, aguacate, yema del huevo, cereales...
  • Minerales Selenio y Zinc: Forman parte, respectivamente, de dos enzimas producidas por el organismo: la glutatión peroxidasa y superóxido dismutasa, de importante acción antioxidante. Algunos alimentos ricos en selenio son la avena, el arroz integral, melocotones, huevos, setas, marisco, pipas de girasol, levadura de cerveza... y el zinc se encuentra en alimentos como las ostras, los cereales, frutos secos, yema de huevo, etc.

Plantas Medicinales con acción antioxidante

Los flavonoides, antocianósidos, ácidos fenólicos y procianidoles son algunos de los compuestos que tienen actividad antioxidante y se encuentran en plantas como el ginkgo biloba, té verde, ginseng, eleuterococo, arándano y grosellero negro.

El romero tiene una potente capacidad antioxidante al incrementar la acción de la enzima glutatión S-transferasa, importante enzima que protege a las proteínas, ácidos nucleicos y lipoproteínas de baja densidad (LDL) de la oxidación por los radicales libres.

El resveratrol es una sustancia que se encuentra en el jugo deshidratado de la piel y las semillas de las uvas negras. Su acción antioxidante está respaldada por un importante número de estudios.

Los frutos del grosellero negro y del arándano, contienen antocianósidos, compuestos con capacidad para neutralizar los radicales libres.

Algunos estudios sobre los beneficios antioxidantes del té verde han popularizado el consumo de esta planta para mejorar el estado de salud y prevenir las enfermedades relacionadas con el exceso de radicales libres.

Etiquetas #salud #consejos

Productos relacionados