Chrome Firefox Internet Explorer Opera

Lamentablemente no es posible acceder a Soria Natural desde Internet Explorer 7, actualiza tu navegador a la siguiente versión o prueba las alternativas que aquí te ofrecemos!

Muchas Gracias

Material divulgativo

En esta sección encontrarás toda la información de tu interés: artículos publicados,
entrevistas a profesionales relevantes del sector, información sobre nuestros productos?

Vías urinarias libres de bacterias

El arándano rojo y el hibisco reducen, de forma natural y segura, en más de un 75 por ciento, la incidencia de las infecciones urinarias. Éstas se presentan con frecuencia hoy en día y más en mujeres que en hombres. Son propicias a hacerse resistentes a los antibióticos y a convertirse en crónicas.
Las infecciones del tracto urinario (ITU) son causadas, generalmente, por bacterias, principalmente por la Escherichia coli pero también por otras como la Klebsiella,la Proteus o la Enterobacter, entre otras. Se presentan más en mujeres que en hombres. Sólo en féminas de entre 20 y 44 años, se registran anualmente en España más de 3,5 millones de casos de cistitis aguda.
Las personas más propensas a padecerlas son las mujeres que usan determinados métodos anticonceptivos; los mayores y niños; quienes retienen la orina mucho tiempo; los diabéticos; los que tienen hábitos incorrectos de higiene, o los que llevan una sonda vesical.
Pueden afectar a cualquier parte de las vías urinarias (riñones, uréteres, vejiga urinaria, uretra), encargadas de filtrar y eliminar las sustancias tóxicas producidas por el metabolismo celular (urea, nitrógeno, ácido úrico...). Sus síntomas habituales son la necesidad urgente y frecuente de orinar; escozor, quemazón o dolor en la uretra al evacuar; enrojecimiento de la vulva y picor vaginal; malestar en las relaciones sexuales; color turbio o lechoso de la orina; sangre en la micción; fiebre y escalofríos; vómitos y náuseas, o dolor en el costado o la espalda. Pueden generar complicaciones más graves si no son tratadas bien.


Sin efectos secundarios
Existen estudios científicos que han demostrado que el arándano rojo y el hibisco constituyen una importante herramienta terapéutica para la prevención de estas infecciones.
Reducen su incidencia en un 77 por ciento, y carecen de efectos secundarios. El empleo de las dos plantas a la vez supone el aprovechamiento y la potenciación de los beneficios de las proantocianidinas del arándano y de los principios activos del hibisco (polifenoles, flavonoides, antocianinas y ácidos clorogénicos). Así, se logran poderosos efectos que ayudan a su prevención y tratamiento.


Entre sus múltiples propiedades, cabe destacar las siguientes:

  




Enviar
Volver