Chrome Firefox Internet Explorer Opera

Lamentablemente no es posible acceder a Soria Natural desde Internet Explorer 7, actualiza tu navegador a la siguiente versión o prueba las alternativas que aquí te ofrecemos!

Muchas Gracias

Material divulgativo

En esta sección encontrarás toda la información de tu interés: artículos publicados,
entrevistas a profesionales relevantes del sector, información sobre nuestros productos?

Alimentando la información

El 28 de mayo es el #DíaNacionalDeLaNutrición. La Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD), en colaboración con la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), celebra cada año esta cita con diversas acciones y eventos. Este año lo hace bajo el lema “Lee las etiquetas de los alimentos. Alimenta tu información”.

En Soria Natural creemos que merece buena atención esta propuesta ya que una de las principales acciones a promover para cuidar la salud de los consumidores, es la de garantizar un buen criterio de elección a la hora de adquirir alimentos.

Parte del compromiso patente en las nuevas reglamentaciones sobre etiquetado nutricional se centra en aportar la información nutricional de forma obligatoria (con las excepciones del alcohol, el agua y los productos no envasados). Las etiquetas deben ser más legibles, deben destacar los alérgenos en negrita y se debe hacer constar el país de origen del producto. Además, debe aparecer el origen de las grasas vegetales (si es de oliva, de girasol, de palma, etc).

Otro de los compromisos que se adquirió por parte de la industria alimentaria y que en 2020 ya deben cumplir todas las empresas del sector, es la de dedicar un mayor esfuerzo a mejorar la composición nutricional de los alimentos y bebidas: reduciendo el contenido de azúcar, de sal y de grasas saturadas.

Con todas estas medidas se pretende participar de la protección de la salud de los consumidores. A pesar de todo, debemos añadir que la lectura del etiquetado nutricional puede hacer que se caiga en el “nutricionismo”, buscando el producto SIN sal, SIN azúcar, SIN aceite de palma, BAJO en calorías, BAJO en grasa… y un sinfín de alegaciones que destacan más las propiedades ausentes que las presentes.

Es necesario comprender que, de forma general, el producto fresco, de temporada y local, aunque no incluyan etiquetas "SIN" seguramente sea la mejor elección. Además de ser saludable, seguramente también sea la opción más sostenible para el medio ambiente.

El etiquetado nutricional no debe ser lo único en qué basarse para elegir el mejor producto, sino que debe ser una herramienta para estar informados, para disponer de criterio de comparación y ganar libertad como consumidores. Pero no debemos obsesionarnos y convertir la visita al supermercado en una jornada de investigación minuciosa. Con la cantidad de oferta que existe en el mercado podríamos volvernos locos y tardar horas en diseccionar cada alternativa.

 

Por eso te damos a continuación unos consejos para que lo tengas más claro a la hora de decidir qué incorporar a tu carrito de la compra. Una especie de guía rápida para que, de un solo vistazo, sepas si tienes entre manos un producto óptimo, un procesado saludable o el rey de los ultra-procesados:

 

Como conclusión, saber leer etiquetas garantiza tu derecho como consumidor a elegir pero no garantiza de por sí que tu alimentación vaya a ser mejor ni más sana. Como siempre te decimos, una alimentación equilibrada está condicionada a multitud de factores, uno de ellos la etapa de la vida en que te encuentres, así que, si tienes dudas o necesitas un cambio de hábitos, mejor acude a un profesional de la nutrición que pueda guiarte a la hora de diseñar una planificación correcta. Es la mejor inversión en salud.

 




Enviar
Volver