Chrome Firefox Internet Explorer Opera

Lamentablemente no es posible acceder a Soria Natural desde Internet Explorer 7, actualiza tu navegador a la siguiente versión o prueba las alternativas que aquí te ofrecemos!

Muchas Gracias

Material divulgativo

En esta sección encontrarás toda la información de tu interés: artículos publicados,
entrevistas a profesionales relevantes del sector, información sobre nuestros productos?

Probióticos y salud

En el interior del organismo de los seres humanos existe un conjunto de microorganismos con los que convivimos en armonía, denominado microbiota. Se localiza en distintas zonas del cuerpo como en el tracto gastrointestinal, la boca o la vagina, y también en la piel.

Cuando estos microorganismos están en equilibrio, nos ayudan a mantener un buen estado de salud, ya que tienen un papel esencial en nuestro organismo. Entre otras cosas, participan en el equilibrio del sistema inmune, evitan que proliferen organismos patógenos y, ayudan a realizar la digestión, entre otras muchas funciones. Para realizar correctamente su labor, la microbiota debe ser diversa, equilibrada y estable.

Pero, a veces, debido a la toma de antibióticos, a una dieta desequilibrada o incluso al estrés, entre otras causas, la microbiota puede alterarse y provocar la proliferación de microorganismos nocivos, generando una situación denominada “disbiosis”.

Este desequilibrio puede ser una de las causas por las que aparezcan algunas patologías, por ejemplo: diarreas o estreñimiento, síndrome del intestino irritable, dermatitis atópica, infecciones vaginales e incluso caries o enfermedades periodontales. Es en estos casos es cuando puede ser útil el uso de probióticos.

El prefijo pro- añadido a bios significa «para la vida». Los probióticos son microorganismos que confieren un beneficio a la salud del huésped cuando se administran en cantidades adecuadas.

La mayor evidencia científica sobre la eficacia de los probióticos está ligada al tratamiento de la diarrea, y se estima que el 40% del uso de los probióticos es en esta patología. Pero, durante estos últimos años, el interés por los efectos terapéuticos beneficiosos de los probióticos ha crecido enormemente, ya que gracias a la ciencia se han realizado multitud de ensayos clínicos para demostrar la eficacia de los probióticos en diferentes patologías. Es importante destacar que no todos los probióticos tienen las mismas acciones sobre la salud y que una acción concreta a nivel de la salud puede ser debida a una cepa específica.

4 afecciones en las que el empleo de probióticos puede ser útil

Los mecanismos implicados en el empleo de probióticos en la diarrea aguda son: la estimulación del sistema inmunitario, la competencia por sitios de adherencia en las células intestinales y la elaboración de sustancias neutralizantes de microorganismos patógenos.

Saccharomyces cerevisiaevar. boulardii: es una de las cepas más útiles en las diarreas y que cuenta con mayor evidencia científica. Esuna levadura que sobrevive a la acidez gástrica y es capaz de alcanzar una concentración elevada en el sistema gastrointestinal, no altera la flora natural del intestino y es resistente a los antibióticos. Además, tiene capacidad de liberar sustancias que inhiben ciertas toxinas bacterianas y sus efectos patogénicos, tiene propiedades para regenerar el epitelio intestinal, junto a otras acciones antisecretoras, inmunoestimulantes y antiinflamatorias del intestino. En definitiva, mantiene su buen funcionamiento, colaborando para reestablecer la microbiota cuando es atacada por agentes patógenos.

Hay otros probióticos del grupo de los Lactobacillus que también ayudan a reestablecer la flora intestinal y pueden ayudar a disminuir los síntomas de la diarrea y su duración, e incluso prevenir su aparición.

La administración de probióticos orales en infecciones vaginales puede contribuir a la regeneración de la microbiota. Además, parece aumentar la efectividad del tratamiento farmacológico y disminuir la tasa de recaída.

Lactobacillus crispatus:contribuye a la curación del epitelio dañado de la vagina, acelerando la reepitelización del mismo y protegiéndolo frente a la infección por patógenos. Además, protege frente a la infección por Candida albicans y puede inhibir su crecimiento y reducir su virulencia. Con todo ello, se le considera un probiótico útil en el tratamiento de la candidiasis vulvovaginal. La candidiasis se produce como consecuencia de un desequilibrio en la microbiota normal de la vagina y se caracteriza por una disminución de las especies de lactobacilos junto con un aumento en el desarrollo de la cándida.

Otros Lactobacillus también pueden ayudar a restituir el equilibrio de la microbiota vaginal, además también producen ácido láctico, el cual disminuye la actividad metabólica del hongo causando su muerte.

En la cavidad oral, cuando se produce un crecimiento excesivo de comunidades de microorganismos potencialmente patógenos, se puede generar un desequilibrio o disbiosis, lo que provocará el desarrollo de enfermedades orales como gingivitis, halitosis, caries dental y periodontitis. Además, los patógenos periodontales de la cavidad oral podrían promover el desarrollo de enfermedades sistémicas. Actualmente se está estudiando la relación entre la enfermedad periodontal y algunas enfermedades sistémicas, como la enfermedad cardiovascular, la artritis reumatoide, la enfermedad de Alzheimer y la diabetes mellitus, entre otras.

En la cavidad oral, los probióticos pueden tener efectos beneficiosos, ya que pueden ayudar a prevenir y disminuir los síntomas de dos de las enfermedades orales más comunes, la caries y las enfermedades periodontales.

Lactobacillus reuteri:puede actuar mediante diferentes mecanismos de acción y ser útil en las enfermedades periodontales, por ejemplo, en la gingivitis, y además en la caries y en la halitosis. Esta cepa puede inhibir el crecimiento de bacterias que producen enfermedades periodontales, reducir la inflamación de las encías y ayudar a evitar la progresión de la enfermedad periodontal, disminuir el sangrado, e incluso ayudar a disminuir el riesgo de la aparición de caries. 

Helicobacter pylori es una bacteria que infecta el revestimiento epitelial del estómago, en el que desarrolla una respuesta inflamatoria provocando una gastritis crónica. Para erradicarla se combinan dos o tres antimicrobianos junto con un compuesto anti-ulceroso, pero la aparición de resistencias bacterianas, cada vez más frecuentes, el elevado número de pastillas que hay que tomar al día y los efectos adversos debidos a la toma de medicamentos, hacen necesaria una alternativa natural. Es aquí donde destaca la creciente investigación sobre el papel que los probióticos pueden tener a la hora de erradicar esta bacteria.

PylopassTM: es específico para Helicobacter pylori, por lo que no produce ningún efecto sobre otras bacterias del intestino. Además, es estable en las condiciones del estómago pudiendo así realizar su acción contra Helicobacter pylori formando coagregados, que serán expulsados con las heces. También puede ayudar a reducir la carga de Helicobacter, puede contribuir a aumentar la eficacia de la antibioterapia usada para erradicar a esta bacteria y ayuda a mejorar los síntomas relacionados con el malestar gástrico, tanto el producido por los antibióticos, como el que produce la propia bacteria.




Enviar
Volver