Chrome Firefox Internet Explorer Opera

Lamentablemente no es posible acceder a Soria Natural desde Internet Explorer 7, actualiza tu navegador a la siguiente versión o prueba las alternativas que aquí te ofrecemos!

Muchas Gracias

Material divulgativo

En esta sección encontrarás toda la información de tu interés: artículos publicados,
entrevistas a profesionales relevantes del sector, información sobre nuestros productos?

Cómo alimentarse bien durante la cuarentena

En estos días de alarma, estrés, reflexión, aislamiento y sobreinformación, nos preocupa algo más que el coronavirus. Nos preocupa cómo se va a resentir nuestra salud tras 30 días, al menos, confinados en casa rodeados de incertidumbre y calorías. 
Los expertos ya han insistido en que es necesario guardar una rutina. Así pues, por difícil que sea, hay que reajustarse a una nueva realidad: no salir de casa y permanecer sano, activo y cuerdo.
 

- Evita la sobreexposición a la información. Es necesario estar al día de las actualizaciones, y ser responsables y conscientes de que como ciudadanos tenemos un papel crucial en esta crisis. Pero eso no implica estar enganchado al “minuto y resultado” del Covid-19.

- Mantén un horario: despiértate todos los días a una hora prudente. Si estás acostumbrado a madrugar, recuerda que antes o después todo volverá a la normalidad, así que mantén estable tu ciclo circadiano: no trasnoches sin necesidad y levántate todos los días a la misma hora.

- Respeta una rutina de ejercicio. Bien por la mañana o bien por la tarde, haz una tabla de ejercicios o movilidad. Esta vez la excusa no es el tiempo.

- Aprovecha para hacer eso para lo que nunca te dedicas tiempo: leer un libro, ordenar los armarios, hacer limpieza de cocina, ese cursillo online o aprender algunas nuevas recetas con el canal de Cocina Sana Soria Natural TV

- Y, sobre todo, cuida tu alimentación. Con mayor estrés y aburrimiento puede que tengamos impulso de comer más veces, más cantidad o cosas que normalmente no comemos. También es posible que debamos compartir más rato con la familia y los niños y ello nos empuje a tener apetito por golosinas o snacks que generalmente tratamos de evitar. Vamos a intentar controlarlo. ¿Cómo? Con los mismos consejos anteriores adaptados a la alimentación:

- Evita la sobreexposición a comida, no compres compulsivamente. Ir al supermercado no está prohibido, pero obviamente no se trata de usarlo como excusa para salir del hogar. La idea es ser eficientes comprando: productos no perecederos y de alto valor nutricional. No vayas con prisas. Ya que vamos al supermercado, vamos a escoger con inteligencia: productos enlatados al natural, pescados y verduras en conserva son idóneos. Los lácteos UHT o curados o en polvo. Mejor las bebidas vegetales sin azúcar añadido. Cereales integrales y legumbres. Tostadas de pan. Frutos secos crudos y bajos en sal. Puedes congelar la fruta en trozos para que dure más. Y, por supuesto, los ultra-congelados de mariscos y verduras son una gran opción. Para picar, que en algún momento será inevitable, mejor crudités de verduras previamente cortadas y preparadas, palomitas de maíz caseras, encurtidos, frutas desecadas y chocolate negro (mínimo 85%).

- Mantén un horario de comidas: no sucumbas a cualquier momento de aburrimiento. Prepara infusiones y caldos para esos momentos de “no hacer nada”, son relajantes e hidratantes, pero apenas aportan calorías.

- Respeta una rutina de ejercicio. Mantenerte activo te alejará de la nevera, reduce el estrés y compensará los posibles excesos. No sólo es importante controlar la ingesta, sino que hay que mantener el estado de forma.

- Aprovecha para hacer recetas nuevas. Cocinar, y no dejarte llevar por el impulso es interesante. No se trata de que hagas un batch coocking, más bien lo contrario. Podemos deleitarnos en la cocina. Es importante ser variado, dedicar tiempo a la preparación, no engullir y permitirse la calma de disfrutar de la comida. Cuanta más satisfacción sientas al comer, menos compulsión por dulces o comida ultrapalatable sentirás en los momentos de mayor ansiedad. 

Y no abandones lo que tuvieras entre manos. Si eres de los afortunados que está teletrabajando, esto te ayudará a mantener una rutina, sé agradecido y comprensivo. Todos estamos igual. Si por el contrario tienes que salir a trabajar, guarda las medidas de seguridad e higiene y cuando llegues a casa haz una videollamada a tus seres queridos. Somos seres sociales y no podemos olvidarnos de esto. Y no descuides, ahora menos que nunca tu sistema inmunológico. El estrés es uno de los peores enemigos de nuestro sistema defensivo. Hay algunos suplementos que, ahora más que nunca vas a necesitar. Entre ellos, equinácea, probióticos, zinc, vitamina D o ajo entérico. 
 




Enviar
Volver