Chrome Firefox Internet Explorer Opera

Lamentablemente no es posible acceder a Soria Natural desde Internet Explorer 7, actualiza tu navegador a la siguiente versión o prueba las alternativas que aquí te ofrecemos!

Muchas Gracias

Material divulgativo

En esta sección encontrarás toda la información de tu interés: artículos publicados,
entrevistas a profesionales relevantes del sector, información sobre nuestros productos?

Rutina saludable para el bienestar

Para sentirse bien es clave mantener unos hábitos de vida saludables. Pequeños gestos a lo largo de las 24 horas del día que te ayudarán a estar bien. ¡Apúntate estas pautas!

Es la comida que te pone en marcha y debe aportarte el 25% de la energía y los nutrientes del día. A un buen desayuno no le pueden faltar una bebida vegetal, cereales integrales, fruta, semillas y aceite de oliva. 

Antes de salir de casa, protege tu piel. Una buena hidratación y un protector solar son imprescindibles en el día a día de nuestra piel. Además, es importantísimo proteger las células frente al daño oxidativo. Puedes suplementar tu dieta con antioxidantes como el resveratrol, muy abundante en la piel y las semillas de uvas negras, o la astaxantina, una sustancia con una alta capacidad para neutralizar los radicales libres.

Si te vas a enfrentar a una jornada agotadora y te faltan las fuerzas, los productos naturales te dan el empujoncito que necesitas. Toma jalea real, ginseng, té verde, polen o eleuterococo. Te ayudarán a aumentar tu rendimiento físico e intelectual al tiempo que aumentan la resistencia a la fatiga.

Una postura adecuada y pequeños descansos, levantándote cada hora y media para estirar las piernas son fundamentales para aguantar la jornada frente al ordenador sin dolores. Utiliza una silla ergonómica que permita apoyar toda la espalda. Usa también un alzador para reposar los pies y mantener las piernas en un ángulo de 90º, y no las cruces.

Si a la hora de la comida tienes una cita ineludible que sabes que va a ser sinónimo de excesos que se traducirán en pesadez, hinchazón y otros trastornos digestivos, utiliza complementos alimenticios adecuados que contengan enzimas para favorecer la digestión, y probióticos, inulina y fibra soluble, que contribuyen al equilibrio de la flora intestinal. 

La Organización Mundial de la Salud estima que una mala alimentación está detrás de entre un 50 y un 60 por ciento de las enfermedades crónicas. Por eso, es fundamental mantener una dieta equilibrada en la que no falten fruta y verdura, legumbres, cereales integrales, aceite de oliva y pescado. Modera el consumo de carne y grasas de origen animal, así como de azúcares.

Caminar a buen ritmo, nadar, subir por las escaleras en lugar de utilizar el ascensor, bajar una parada antes en el autobús y caminar hasta tu destino… La actividad física moderada de forma regular ayudará a mantener tus articulaciones a punto. Junto con un peso adecuado ayudarán a prevenir problemas óseos.

El agua es esencial para el funcionamiento de nuestro organismo. Transporta los nutrientes, ayuda a eliminar residuos y regula la temperatura corporal. Compone el 83 % de la sangre. Mantente hidratado bebiendo al menos dos litros de agua a lo largo de la jornada.

Haz una pausa y dedica unos minutos a conectar contigo mismo. Echa el freno, aparca las tareas domésticas, el trabajo y tus cargas mentales, y dedica un rato a la meditación. Cinco minutos pueden ser suficientes. Te ayudará a descubrirte, al tiempo que contribuye a controlar la presión arterial y mejorar la memoria.

Debes dar tiempo suficiente a tu cuerpo para hacer la digestión antes de acostarte. Una cena ligera, en la que primen los alimentos de origen vegetal y las proteínas, favorecerá el descanso y bajará el riesgo de sobrepeso.

A última hora del día apaga el móvil. Este pequeño gesto te permitirá liberarte. Las redes sociales y los whatsapp por la noche, estimulan el cerebro e interfieren en el descanso. Cambia el teléfono por un libro o una charla con los tuyos.

A la hora de dormir procura convertir la habitación en el lugar idóneo para el descanso: que sea fresca, silenciosa y esté a oscuras. Si te cuesta coger el sueño puedes tomar melatonina, que reducirá el tiempo para conciliarlo. También son un buen complemento algunas plantas con propiedades sedantes y tranquilizantes como la valeriana, la pasiflora o la amapola de california.

Tomar una infusión es tomar una taza de salud. A cualquier hora del día, no sólo nos ayudan a hidratarnos. Además, las plantas medicinales nos ayudarán con sus principios activos. Un té verde a media mañana nos aportará energía y antioxidantes; una infusión de manzanilla y anís, facilitará la digestión después de comer y antes de acostarnos, una taza de melisa nos ayudará a relajarnos.

Una buena sonrisa y una mirada alegre no sólo te harán agradable hacia los demás, sino que te harán sentir más feliz. Sé amable y respetuoso; saluda, di por favor y gracias; haz una visita a algún familiar o dedica algunos minutos a llamar por teléfono a los tuyos. La actitud con la que afrontas cada acción del día a día repercute en tu estado de ánimo y, por tanto, en tu bienestar.




Enviar
Volver