Chrome Firefox Internet Explorer Opera

Lamentablemente no es posible acceder a Soria Natural desde Internet Explorer 7, actualiza tu navegador a la siguiente versión o prueba las alternativas que aquí te ofrecemos!

Muchas Gracias

Material divulgativo

En esta sección encontrarás toda la información de tu interés: artículos publicados,
entrevistas a profesionales relevantes del sector, información sobre nuestros productos?

10 hábitos para bajar peso

Hacer dieta no tiene porqué ser sinónimo de sacrificios imposibles. Hay algunas rutinas del día a día que puedes cambiar para empezar a perder peso. Además, variar determinados hábitos también supondrá ganar en bienestar.
 

Habrás escuchado en multitud de ocasiones que es la comida más importante del día. De hecho, debe aportarnos el 25% de la energía y los nutrientes del día. Pero, olvídate de tomar un café rápido y las primeras galletas del armario. Siéntate, con tranquilidad y toma un desayuno en el que no falte la fruta, los cereales integrales con semillas o frutos secos y una bebida vegetal.

En lugar de utilizar el ascensor sube y baja por las escaleras. Camina cada día, lo ideal es que lo hagas a buen ritmo durante 45 minutos al menos. Si no puedes salir a andar de forma específica siempre puedes bajar un par de paradas antes en el transporte público.

Los refrescos vienen cargados de azúcares y son auténticas bombas calóricas. Lo mismo ocurre con las bebidas alcohólicas, con alto valor calórico, y además completamente vacías de nutrientes.

Nuestro cuerpo casi no necesita energía para irse a la cama, así que no hay que hacer cenas hasta acabar lleno, sino que deben saciar los justo. Además, hay que procura cenar dos horas antes de dormir, para haber hecho la digestión. Acostarse con el estómago lleno dificultará el sueño.

Prescinde de ella y, si es necesario, para endulzar tus platos utiliza la estevia, una planta con alto poder edulcorante. Presta atención al azúcar que está “camuflado” en alimentos procesados.

Te limpia y te desintoxica, al tiempo que te ayuda a saciarte. La recomendación pasa por beber dos litros al día. Para alcanzarlos puedes intercalar el agua con infusiones y caldos vegetales.

Come despacio, siempre sentado, dedica tiempo a masticar y disfrutar cada bocado. Apaga el móvil y la televisión y, si es posible, aprovecha para conversar. Apreciarás los sabores, te darás cuenta de lo que ingieres y percibirás las señales de saciedad.

Elige ingredientes frescos siempre que sea posible, dejando en un segundo plano conservas, congelados y embutidos. Opta por el vapor, el horno y la plancha frente a guisos y frituras. Incorpora verduras a tus platos, así aportarás fibra y agua, sin demasiadas calorías, al tiempo que le das color al plato.

Aprende a leer el etiquetado de los productos para controlar calorías, grasas y azúcares “ocultos”. Ten en cuenta que el listado de ingredientes aparece ordenado por cantidad, los más abundantes primero. No compres forma mecánica.

Huye de las dietas milagro y busca el consejo de un profesional de la nutrición que te indicará cómo seguir una dieta de adelgazamiento acorde a tus necesidades.

 




Enviar
Volver