Chrome Firefox Internet Explorer Opera

Lamentablemente no es posible acceder a Soria Natural desde Internet Explorer 7, actualiza tu navegador a la siguiente versión o prueba las alternativas que aquí te ofrecemos!

Muchas Gracias

Material divulgativo

En esta sección encontrarás toda la información de tu interés: artículos publicados,
entrevistas a profesionales relevantes del sector, información sobre nuestros productos?

La falacia del peso

La primavera es una época en la que aumenta la preocupación y la urgencia por perder peso. Seguimos altamente influenciados por las imágenes ideales de cuerpos atléticos, esculturales y sin un ápice de celulitis. La presión, por supuesto, es aún mayor en las mujeres.
Los movimientos de “cuerpos reales” y “comida real” luchan directamente contra el bombardeo de imágenes que sufrimos, en especial en redes sociales.
Es complicado estar en primera línea contra la epidemia de obesidad que sufrimos, y al mismo tiempo tratar de concienciar de que perder peso no es un proceso de temporada ni garantía de ponerse en forma.
La nutrición está al servicio de la salud, y la salud se construye cada día, a través de unos hábitos y una filosofía de vida. Las dietas oportunistas que aprovechan “el destape” de los meses de primavera y verano para ejercer presión a la persona que padece sobrepeso no hacen sino empeorar la situación. Ponen el foco en la imagen y la prisa por lucir “cuerpazo”, y consiguen el llamado “efecto rebote”.
Por eso es tan importante acudir a un profesional de la nutrición. Estar acompañado de un profesional ayuda a concretar un objetivo saludable, realista y duradero.

El peso ideal

Debemos recordar que el peso es un número que va a estar cambiando a lo largo de la vida, y en función de muchos factores que no dependen de uno mismo: la genética, las hormonas, el estado emocional, la edad, las patologías, la microbiota, etc.
Debemos comenzar a enfocarnos en la composición corporal y olvidarnos del peso ideal. Tradicionalmente la nutrición clínica ha usado el índice de masa corporal, el IMC, para determinar el grado de sobrepeso u obesidad del paciente. Sin embargo, a lo largo de los últimos años vemos que personas con un IMC que indica normopeso, tienen un alto porcentaje de grasa. Y sin embargo personas que aparentemente están en un peso saludable, especialmente a partir de cierta edad, sufren dolores y degeneración articular provocada por sarcopenia (escasez de musculatura).
En definitiva, tanto un porcentaje de grasa alto, como un porcentaje de masa muscular bajo van a traer problemas para la salud a medio y largo plazo. La nutrición debe cuidar de que la bajada de peso, cuando sea necesaria, siempre conlleve pérdida de grasa, y no pérdida de masa magra.
Las consecuencias de someterse a dietas hipocalóricas largas temporadas, para después permitirse largos meses de comidas abundantes y desequilibradas, sólo trae un desajuste metabólico que sumado al sedentarismo provocará pérdida de fuerza y vitalidad, y aumento de porcentaje graso.
Además de llevar una alimentación equilibrada, balanceada en nutrientes y calorías, y hacer ejercicio rutinariamente, podemos ayudarnos con ciertos suplementos quemagrasa.

Plantas que ayudan a quemar grasa

Hay algunas plantas o sustancias que tienen un efecto positivo sobre el metabolismo de las grasas:




Enviar
Volver